BOGUMER (o hijos de Lunacharski)

Espacio sonoro y mezcla.

CIA Vero Cendoya

Espectáculo inclusivo e intergeneracional de danza-teatro, fruto de la larga experiencia de Vero Cendoya en la danza con colectivos con diversidad funcional. Este trabajo nos cuenta una historia real sobre el juicio a Dios que llevó a cabo Anatoli Lunacharski, punto de partida para dialogar sobre la búsqueda de la propia identidad, las dinámicas de poder y los métodos de manipulación de masas. La Rusia de principios del siglo XX, después del triunfo de la Revolución comunista, sirve de inspiración para crear un espacio atemporal en el que los siete protagonistas se relacionan y bailan en un entorno que se hunde bajo sus pies. Eso sí, todo explicado sin perder el humor y la poética, sellos de la compañía.

1/7

En Fábrica Mudita tuvimos el privilegio de formar parte de este maravilloso proyecto, mezclando las creaciones originales de la compositora Adele Madau y adaptando todo el diseño a un sistema envolvente creado específicamente para el espectáculo, recreando así la sensación sonora de un pabellón, un juicio en una plaza de Moscú, el primer viaje a la Luna... y muchos más.